Renta fija

Qué es renta fija

Cuando se habla de renta fija se está haciendo referencia al tipo de valores o activos que aseguran un rendimiento fijo, convenido previamente. También denominado como “contenido crediticio”, son opciones elegidas por los inversores más conservadores y ahorradores. Principalmente, se componen de instrumentos de deuda por parte de estados o empresas, mejor conocidos como bonos, y se puede clasificar según su emisor, plazo de vencimiento y el rendimiento ofrecido.

Tipos de inversiones de renta fija

  • De rendimiento implícito o cupón cero: La rentabilidad esta determinada por la diferencia entre el precio que paga el inversor por el producto y el precio durante la amortización.
  • Rendimiento explícito: Realizan pagos periódicos en forma de intereses.
  • Renta fija privada: Es la emitida por entidades no gubernamentales que buscan financiación de proyectos, es el tipo de renta que cotiza en el mercado AIAF, por ejemplo, bonos, obligaciones pagares de empresas, obligaciones subordinadas, titularizaciones hipotecarias entre otros.
  • Renta pública: Toda aquella que emite el estado, comunidades autónomas y organismos o administraciones públicas, que buscan financiar gastos estructurales y demás.
  • A corto plazo: Principalmente letras del tesoro y pagarés de empresas con vencimientos máximos de 18 meses. Estos se pueden vender más fácilmente en mercados secundarios, aunque tienen una baja rentabilidad.
  • A largo plazo: El vencimiento o madurez del valor puede superar los cinco años, normalmente ofrecen una rentabilidad mayor que las inversiones de menor plazo, pero también tienen mayor riesgo asociado.

Títulos de renta fija

Existen bastantes tipos de títulos de renta fija como: CDTs, letras, bienes raíces, hipotecas, pagarés, papeles comerciales, alquileres, depósitos a plazo y cuentas de ahorro.

Funcionamiento del mercado

En el mercado primario, donde el emisor necesita financiación emite bonos o títulos de renta fija y promete la devolución de la inversión en determinado periodo de tiempo, más un cupón como interés, periódico o a vencimiento. Sí el tenedor necesita recuperar su inversión antes del vencimiento integra el bono al mercado secundario, donde su valor varía dependiendo de las condiciones del mercado y el rendimiento del título, así como el riesgo del emisor en el momento de la nueva transacción.

Tener en cuenta

A la hora de invertir en renta fija es necesario tener en cuenta que los pagos establecidos del valor, son pre definidos y no van a cambiar, estos pagos en el caso de los bonos son mejor conocidos como cupón o cupones. No obstante, ante el precio de negociación y los rendimientos, en el mercado secundario, es necesario considerar que esta renta no es del todo fija y los precios de los bonos pueden bajar o subir dependiendo de las condiciones y el riesgo.

Su precio está íntimamente ligado a los tipos de interés. Si suben los tipos de interés el precio de los bonos va a bajar y el rendimiento va a subir. Si bajan los tipos de interés, el precio de los bonos subirá y el rendimiento va a bajar, cuanto mayor sea el plazo de vencimiento más susceptible será el valor del bono a sufrir estos cambios.