Qué es la política monetaria

Definición de política monetaria

La política monetaria es el control que ejerce un Estado, mediante las acciones independientes de su banco central, sobre la oferta monetaria del país, la disponibilidad de dinero y las tasas de interés para mantener estabilidad y el crecimiento económico.

Este tipo de política es una rama de la política económica y comprende un amplio conjunto de decisiones de las autoridades referidas al mercado del dinero, quienes controlan distintos mecanismos financieros que les son útiles en la busca de estos fines como: las tasas de interés, volúmenes de crédito, tasas de redescuento, tasas de encaje y la emisión o imprenta de dinero, entre otros.

Objetivos de la política monetaria

Su objetivo principal es conseguir la estabilidad del valor del dinero y evitar desequilibrios en la balanza de pagos para elevar la tasa de crecimiento económico. Otro de sus objetivos es alcanzar el mayor nivel de empleo posible, el mantenimiento de un tipo de cambio estable y la protección de la posición de las reservas internacionales.

La política monetaria puede ser bien expansiva o restrictiva, dependiendo sobre todo del estado de la balanza de pagos y de la inflación.

Política monetaria expansiva

Cuando el mercado necesita más dinero en circulación, bien sea para combatir la deflación o para mitigar el déficit en la balanza comercial, se aplica una política monetaria expansiva, que consiste en:

  • Reducir la tasa de interés, para incentivar la inversión y reactivar los préstamos bancarios.
  • Comprar deuda pública, para introducir dinero al mercado.
  • Reducir el coeficiente de caja (encaje bancario) para que los bancos tengan la posibilidad de prestar más dinero sin la necesidad de mantener mayores cuantías en sus reservas.

Política monetaria contractiva

Por el contrario, la política contractiva se encarga de reducir la oferta de dinero en el mercado para combatir la inflación o el déficit en la balanza de pagos. Este tipo de política se implementa de la siguiente manera:

  • Aumentar la tasa de interés, para que se desestimular y dificultar la obtención de préstamos.
  • Aumentar coeficiente en caja, para que los bancos necesiten más liquidez antes de conceder créditos y nuevas operaciones.
  • Vender deuda pública, para retirar dinero de circulación a cambio de deuda.

Efectos en la economía

La política monetaria restrictiva tiende a reducir el gasto sensible a los tipos de interés, en especial la inversión, a su vez reduce también el consumo a falta de capacidad adquisitiva en las personas.

Tanto familias como empresas reducen su nivel de inversión. Cambian sus planes de consumo o incluso consiguen una casa más pequeña debido al incremento en el valor de las hipotecas. A su vez, Se reduce la renta, la producción y el empleo. Al elevar los tipos de interés se puede elevar el tipo de cambio de la moneda y reducir las exportaciones netas.

Por el otro lado, la política expansiva por su parte también tiene grandes efectos colaterales, como un déficit en la balanza de pagos, el incremento de la inflación, o, la pérdida de valor de la moneda con respecto a otras paridades en el mercado de divisas internacional, mejor conocido como Forex.